Santos de Cartier

Publicado por: Javier Puente En: Noticias En: jueves, enero 20, 2022 Comentario: 0 Visitas: 260

 

Más allá de la leyenda

 

Santos. Cartier

 

Como un permanente tributo al ingeniero brasileño, inventor y pionero de la aviación Alberto Santos-Dumont, el Santos de Cartier, primer reloj moderno diseñado para ser llevado en la muñeca, continúa haciendo su propia historia, con paso firme, determinación, libertad y total desenvoltura. Su concepto y su uso, revolucionarios a principios del siglo XX, siguen reflejando como antaño, un estado de ánimo marcado por el progreso técnico y la aceleración de un mundo cuya modernidad sigue viéndose reflejada en su diseño y en sus códigos impactantes. El nuevo reloj Santos de Cartier, ha sabido mantenerse fiel a la filosofía del reloj original, sin perder su carácter evolutivo e innovador.

 

Su elegante diseño ha sido imaginado y diseñado en los estudios de creación de La Maison, tomando como valores irrenunciables la comodidad y unas proporciones inteligentes, sin perder el estilo original de Santos. Su imperturbable forma cuadra evoca irremediablemente la arquitectura parisina de la época, las formas puras y simétricas, cuyo mejor ejemplo lo encontramos en una de las torres más famosas del mundo, la Tour Eiffel. De esta forma, Cartier apuesta por las formas transgresoras y las líneas rectas frente a la tradicional redondez. Los ocho tornillos funcionales del bisel, son otro reflejo en miniatura de una arquitectura urbana en pleno auge que introduce la mecánica y el acero en todas sus estructuras monumentales, mostrando así, en un reloj, lo que hasta entonces solía permanecer oculto. La novedad radica en el diseño del bisel, que favorece la sinergia entre las líneas de la caja y las del brazalete, que, al ser más delgadas y esbeltas, acentúan la dinámica estilística del reloj.

 

Con el fin de adaptarse perfectamente a la muñeca, la firma relojera ha primado en su diseño el confort de uso y la ergonomía, que han sido estudiados con extrema precisión respecto a su peso y volumen. Junto a ello, el nuevo brazalete Santos de Cartier, que, sin perder su esencia, ha sabido evolucionar para responder a los nuevos estilos de vida. Acompañando al movimiento, se adapta perfectamente a las circunstancias, según los colores y los materiales elegidos. Acero, oro, piel de becerro o de aligátor, son las versiones que pueden intercambiarse fácilmente gracias al sistema QuickSwitch, patentado por Cartier, cuyo mecanismo invisible se funde en la arquitectura de la caja. Se sitúa bajo el brazalete y se acciona ejerciendo una simple presión, toda una tecnología de vanguardia a la que se suma la modificación de la talla y de los eslabones del brazalete de metal. El sistema SmartLink, objeto de un registro de patente, permite el ajuste del largo del brazalete por sí mismo y sin necesidad de herramienta. Cada eslabón SmartLink está equipado con un pulsador que permite sacar la barrita de fijación y retirar o añadir uno de los eslabones de metal bruñido decorado con tornillos del reloj Santos de Cartier.

 

Unido al concepto de progreso constante que caracterizaron todos los proyectos de Alberto Santos-Dumont, el reloj Santos va aún más lejos en su búsqueda de rendimiento y comodidad. Fruto de ello es su calibre automático 1847 MC y el uso de componentes antimagnéticos de níquel-fósforo para el mecanismo de escape y del movimiento, así como un escudo realizado con una aleación antimagnética integrado en la caja, que permiten a dicho calibre resistir a los poderosos campos magnéticos a los que puede verse sometido un reloj en la vida diaria.

 

El nuevo reloj Santos de Cartier ha sido ensamblado, ajustado y controlado en los talleres de su propia manufactura para resistir a las variaciones de posición, humedad, temperatura y presión, a los golpes y la aceleración, así como para prevenir los efectos de estos factores en la precisión del reloj. Gracias a este ensamblado atornillado y a su propio diseño, el reloj es hermético hasta 10 bar (~100 metros), a pesar de su grosor mínimo. Todo esto sólo es posible gracias a los controles y estándares de calidad que ha superado el nuevo reloj, intensificados en la etapa final de producción, buscando así un nivel óptimo de rendimiento y fiabilidad con el paso de los años.

 

Para Cartier, es esencial que sus relojes envejezcan en perfectas condiciones, que sumar años no suponga una merma, sino todo lo contrario. El reloj Santos lo ha logrado, el paso de los años lo ha convertido en un gran clásico de la relojería, que además ha sabido mutarse de forma activa, sin perder el espíritu, el estilo y el deseo de modernidad de los hombres que, como Alberto Santos-Dumont, lograron cambiar el mundo. Más allá de la leyenda, el Santos de Cartier, sigue vivo y caminando en perfecta sintonía con su tiempo.

 

 

Las últimas novedades de Cartier en Miguel Muñoz Joyeros

 

Santos de CartierSantos de CartierSantos de CartierSantos de CartierSantos de CartierSantos de Cartier

 

Etiquetas: santos cartier relojes

comentarios

Deje su comentario