Diálogo entre cielo y tierra

Publicado por: Javier Puente En: Noticias En: viernes, septiembre 6, 2019 Comentario: 0 Golpear: 67

Un diálogo inédito entre la tierra y el cielo, entre materia y espacio, entre lo visible e invisible.  Dos globos completos –celeste y terrestre–, espejos de un momento, en una pieza maestra de Alta Relojería presentada por Girard-Perregaux en 2019, donde los signos del zodíaco desfilan uno tras otro en un firmamento en miniatura al tiempo que la Tierra efectúa su rotación cotidiana. Al igual que el cielo, el reloj posee dos rostros: día y noche, y fiel al refinamiento que caracteriza al esteta de lo invisible, el Cosmos revela acabados de una belleza hasta ahora desconocida. 

 

Con 48 mm de diámetro, la caja del Cosmos es un mundo en sí mismo. Delimita su universo con titanio satinado por microesferas, su cristal de zafiro es un glassbox, un cristal abombado que actúa como un telescopio astronómico, y bajo esta lente, no deformante, palpita el nuevo movimiento de manufactura salido del vacío interestelar para poner el Cosmos en órbita, el calibre GP09320-1098. No tiene corona y el ajuste manual se efectúa por el fondo, hecho de zafiro y de titanio, el cual presenta cuatro ejes para poder realizar ajustes al remontaje, la hora, al globo celeste y al globo terráqueo.

 

A mediodía tenemos las horas y los minutos descentrados, a las 3 horas, un globo terrestre que hace las veces de indicador día/noche, a las 6 horas, un tourbillon bajo un gran puente de titanio negro, y finalmente a las 9 horas, una carta celeste. Como telón de fondo un cristal de zafiro tintado, invisible en pleno día y lleno de partículas luminiscentes de hidrocerámica por la noche, creando así el efecto de una vista del cielo en timelapse.

 

Girard-Perregaux con este nuevo modelo, introduce un nuevo universo, materiales innovadores y complicaciones inesperadas, una muestra más de la gran creatividad de la firma, todo ello bajo un lema común: Earth to Sky.

 

En Granada, las últimas novedades de Girard-Perregaux, en Miguel Muñoz Joyeros. 

 

 

comentarios

Deje su comentario