CHANEL. PURA INSPIRACIÓN

Publicado por: Javier Puente En: Noticias En: miércoles, enero 8, 2020 Comentario: 0 Golpear: 74

Chanel. Pura inspiración.

 

Gabrielle Chanel nace en 1883 en Saumur, una población situada en la región francesa de los Países del Loira, en el seno de una familia humilde. Criada en un orfanato de monjas, aprendió a coser, bordar a mano y planchar, entre otras cosas. Tras residir en diferentes localidades, se traslada a París junto a su pareja en ese momento y gracias a su firme determinación, su ambición y vitalidad, abre su primera boutique de sombreros “Chanel Modes” en el número 21 de la Rue Cambon de la ciudad de la luz. Las actrices francesas más famosas lucen sus sombreros lo que contribuye a consolidar su reputación. La sencillez que caracteriza su forma de vestir causa sensación y comienza a recibir elogios y ser imitada en toda la capital.

 

Gracias a la notable reputación y fama que va adquiriendo con el tiempo, Gabrielle, también llamada Coco, abrirá nuevos establecimientos y casas de costura, que seguirán cosechando un enorme éxito. Su línea de ropa de jersey revoluciona tanto la relación de las mujeres con su propio cuerpo como su estilo de vida. En 1921 se lanza el primer perfume de Chanel: el emblemático Chanel Nº 5, elaborado por Ernest Beaux, creador de perfumes para los zares. Tiene el nombre de número 5 porque fue el quinto perfume presentado a Mademoiselle Chanel.

 

Tres años después crea la primera línea de maquillaje que consta de barras de labios y polvos para el rostro, creando al mismo tiempo la “Société des Parfums Chanel” con el fin de producir y comercializar perfumes y productos de belleza. En 1935, en la cumbre del éxito, Gabrielle Chanel emplea a 4.000 personas y posee cinco boutiques en la Rue Cambon de París.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial Chanel siguió innovando y creando auténticos referentes, como el bolso 2.55, el perfume Pour Monsieur (el único masculino que Gabrielle creó en vida), los zapatos bicolor, entre otras creaciones. Su éxito en Reino Unido y EE.UU, fue incontestable y en los años 60 numerosas estrellas de la época, como Elizabeth Taylor, Jane Fonda, Jackie Kennedy o Grace Kelly lucían las últimas creaciones de Chanel.  El 10 de enero de 1971 fallece Grabielle “Coco” Chanel, después de una vida llena luces y sombras, de éxitos, revoluciones y auténtica admiración.

 

Con la misma audacia creativa que caracterizó a Coco, cada uno de los relojes Chanel le da al tiempo un allure único, una seducción con un estilo reconocible al instante. Nacida de una tradición de excelencia, ha sabido combinar la experiencia relojera con la precisión de un joyero, haciendo de cada momento que pasa, un instante excepcional:  L'Instant Chanek.

 

La primera colección de relojes Chanel se lanza en 1987 con la creación del reloj Première, obra de Jacques Helleu, donde la esfera del reloj evoca la forma de la Place Vendôme y del tapón del emblemático frasco del perfume Nº 5. El icónico reloj J12 llegaría en el año 2000. Este reloj deportivo, desarrollado para ser llevado por hombres y mujeres, tuvo un diseño original fabricado en elegante cerámica negra, sin embargo, tras el éxito internacional del primer J12, se lanzaron nuevos modelos, incluyendo el J12 de cerámica blanca y el J12 Chromatic. Doce años después, se presenta Mademoiselle Privé, un reloj en  una caja de oro de 18 quilates engastada con 60 diamantes talla brillante. A través de esta colección son realzadas todas las habilidades artísticas de la firma parisina, con una conjugación de excelencia y delicadeza, todo un universo cargado de símbolos a modo de homenaje a la feminidad absoluta.

 

El "Première", con sus líneas puras y esenciales que simbolizan la eterna característica de Chanel, el "J12" como alianza única de elegancia deportiva y virtuosismo técnico y el  "Mademoiselle Privé", obra maestra de la artesanía, cuyos infinitos detalles subrayan el refinamiento de su delicada esfera, son tres modelos que hacen historia y que van a dar paso al nuevo modelo presentado en 2015. El nuevo reloj Chanel Boy-Fiend, es una creación donde se resalta la pureza de sus líneas, el equilibrio de sus dimensiones y la perfección de sus formas, hasta el punto de eliminar la frontera entre lo masculino y lo femenino, un elegante y logrado concentrado modelo de sobriedad.

 

No será hasta 2016, cuando se presente el primer reloj masculino de Chanel, Monsieur, el cual conjuga una geometría perfecta: redondez extrema y grafismo digital depurado. El conjunto se ve realzado por el sello del león, emblema de los movimientos de Alta Relojería de la Maison. El movimiento de este reloj, elaborado por primera vez por la Manufactura de Chanel, desafía los códigos. Ostenta una elegancia perfecta tanto de frente como en la parte posterior. Es por ello que, para todos los amantes de los relojes, era evidente que ya se podía contar con Chanel en el exclusivo club de las manufacturas de Alta Relojería. Con enorme éxito nace dos años después Code Coco, más que un reloj, una joya, la última creación relojera de Chanel.

 

Cada uno de sus colecciones no ha dejado indiferente a nadie, ha seguido fiel al estilo de su creadora Coco Chanel, con ambición, valentía y en permanente innovación. Sin duda, una figura que siempre es pura inspiración en cada una de las nuevas creaciones de la firma en todas sus áreas dentro del mundo de la moda, la cosmética, la joyería y la Alta Relojería.

 

 

comentarios

Deje su comentario